Truco: lechuga lavada y crujiente

Hoy vengo a contaros un truco que contó hace un tiempo Jordi Cruz en Masterchef para lavar la lechuga y que quede crujiente. Es tan sencillo como meter las hojas de lechuga en agua caliente unos minutos, luego retiramos ese agua y metemos la lechuga en agua muy fría, si podéis meterle hielo, mejor. De nuevo esperamos unos minutos, escurrimos bien y listo.

¡Que tengáis buen día!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s